Inconformistas


FREDDIE MERCURY Y BOHEMIAN RHAPSODY



La línea entre ficción y realidad

Bohemian Rhapsody se ha convertido en una de las películas más taquilleras del año. En ella se narra la historia de uno de los vocalistas más importantes de la historia de la música: Freddie Mercury. Pero, algunos de estos datos son ficción, te mostramos

Bohemian Rhapsody hace referencia a una de las canciones más conocidas de la historia del grupo británico Queen. En octubre de 2018, se estrenaba la película que lleva el nombre de este single que formaba parte del álbum Una noche en la ópera y que se centra en la historia de su vocalista Freddie Mercury.

Las licencias de la ficción

Aunque la película se ha convertido en un éxito de taquilla que ha logrado recaudar más de 250 millones de euros en todo el mundo, no es del todo fiel a la realidad como reconocieron varios miembros del grupo el día de sus estreno en Reino Unido. Por su parte, los productores de la misma, señalaron que  no es un documental y que esta toma como base a la banda y a su vocalista por lo que pudieron permitirse algunas licencias sobre la realidad. ¿Qué licencias se tomaron?

La formación de la banda

El encuentro entre Mercury Brian May y Roger Taylor, se producía, según la película en el año 1970 como un auténtico flechazo. El grupo Smile del que formaban parte Brian May y Roger Taylor se había quedado sin vocalista. En ese momento, Freddie realiza una audición improvisada en el aparcamiento de un club al finalizar un concierto. El guitarrista y el batería se quedan prendados con él y deciden que forme parte de la banda.

Pero la realidad era otra: May, Taylor y Mercury se conocían desde hacía tiempo y conformaban la banda Smile mientras estudiaban sus carreras de arte y diseño. Será allí cuando Freddie se haga amigo de Stafell (antiguo bajista y cantante de Smile). En 1970, este deja el grupo y se decide que Freddie sea el que ocupe su lugar.

En la película también se muestra que Deacon, bajista de Queen, ya formaba parte de la banda cuando Mercury se incorpora, algo que no sucederá hasta el año siguiente, quedando la banda compuesta por los miembros que ahora conocemos.

Mary y Jim, los amores de su vida

En la película, Mercury se declara a Mary y se promete con ella diciéndole que es el amor de su vida. En la película, su amor surge en el mismo momento en el que Freddie Mercury entra en la banda (1970), pero lo cierto es, según Rolling Stone,  que el vocalista no empezó a estar interesado por ella hasta unos años después cuando Smile había dado paso a Queen.

El segundo gran amor de la vida de Freddie Mercury sería Jim Hutton. Según el film, tras una noche de fiesta desenfrenada en la que el vocalista se encuentra solo tras el abandono de sus amigos, entabla conversación con uno de los camareros que estaban sirviendo en su casa. Lo cierto es que Mercury y  Hutton se conocieron en un bar de ambiente en 1984. Jim era peluquero en el hotel Savoy de Londres, un año después de su primer encuentro, cuando Hutton le rechazó, volvieron a coincidir y permanecieron juntos hasta el día de la muerte de Freddie Mercury.

El falso productor

Ray Foster es uno de los personajes más estúpidos de la película. Cuando el grupo les presenta su canción Bohemian Rhapsody, este les indica que necesitan algo más comercial y que nunca llegarían a triunfar con ella. Este ejecutivo que formaba parte de la discográfica EMI, nunca existió, algo que ratifican desde la revista Rolling Stone. Se especula con que pueda ser un collage entre distintos personajes que fueron críticos con el trabajo llevado a cabo por la banda.

Cuándo contrajo el sida

Para dar emotividad al final de la película, los productores deciden anunciar el momento en el que Freddie Mercury se entera de que ha contraído el sida, algo que revelará a sus compañeros unos días antes de uno de los conciertos más importantes en los que participó la banda el Live Aid. Según Jim Hutton, pareja de Mercury hasta que falleció, este no supo que padecía esta enfermedad hasta 1987 y el concierto se había celebrado 2 años antes. Será en noviembre de 1991 cuando lo anuncie oficialmente, tan solo un día antes de morir.

El concierto de Wembley y la separación de la banda

Por otro lado, encontramos otra de las licencias dramáticas en la forma en la que se narran los acontecimientos del Live Aid de Wembley. Según el film, los miembros del grupo que se habían separado porque Mercury quiso aceptar una oferta millonaria para realizar su carrera en solitario. Tras unos años de separación llenos de tensión, deciden reunirse para dar un gran concierto de reconciliación que unido al anuncio de la enfermedad del vocalista aumentaba el dramatismo de la cinta. Pero lo cierto, es que Queen había grabado un disco el año anterior y había estado de gira.

Nunca se separaron y mucho menos, Freddie Mercury aceptó un contrato millonario sin decírselo al resto de sus compañeros. En realidad, tal y como reconocieron los miembros de la banda en distintos medios de comunicación en el año 1983 deciden darse un descanso tras 10 años de gira casi ininterrumpida para poder centrarse en sus carreras en solitario, algo en lo que todos estuvieron de acuerdo. Durante el tiempo en el que no estuvieron tocando juntos y el que cada uno se desarrolló como solista, nunca dejaron de estar en contacto, tanto es así, que tal y como indica Rolling Stone, ese mismo año, comenzaron a componer y realizar su disco The Works en el que se incluye una de las canciones que Queen cantará en 1985 en el Firts Aid: Radio Ga Ga.

 

La película no ha estado exenta de polémica ya que estos aspectos no se corresponden con la realidad, pero lo cierto es que podrás conocer muchos detalles sobre la figura de Freddie Mercury que quizá desconocías, como su nombre real, la relación con su familia y cómo persiguió sus sueños sin rendirse gracias a su personalidad arrolladora.

Freddie Mercury y Bohemian Rhapsody
4.5 (90.7%) 86 votos

Conoce al resto de inconformistas

INCONFORMISTAS


Carlos Ríos, uno de los precursores de real food

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


Las mejores obras de Frida Kahlo

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


La revolución de Stan Lee, un antes y un después

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


David Broncano: ¿Cuánto dinero tienes en el banco?

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


James Blake Triunfa con su álbum Assume Form

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


De profesión Instagramer

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


Ellos ya lo han conseguido: conviértete en artista gracias a Tik Tok

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


Ben Towers, triunfó en los negocios a los 11 años

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


¿Cómo ser jugador profesional de e-sports?

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


Zapatos Muroexe para el día a día

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


¿Qué es Patreon y cómo se usa?

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


Los mejores deportistas olímpicos de la historia

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


El PTA y las grandes empresas en Málaga

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


Festival Coachella, el favorito de los famosos

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


Luka Modric balón de Oro del Mundial de Rusia

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


Los detalles de la vida de Bruno Mars que no conoces

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


¿Sabes qué es una start up unicornio? ¡Hay muy pocas!

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


Taylor Swift, la artista que sigue llenando estadios

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


Robbie Williams: un artista rebelde y polifacético

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


Pipper, el perro influencer: ¿quieres viajar con tu mascota?

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


Del 14 de junio al 15 de julio tienes una cita con el mejor fútbol del mundo

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


La mejor manera de recordar a Avicii: escuchar su música

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


Chema Alonso, el "hacker" que trabaja para Telefónica

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


El poder de los hackers, cara y cruz de una misma moneda

LEERMÁS

INCORFORMISTAS


Luis Iván Cuende, la pasión por emprender de un programador

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


¿Quién es Elon Musk y por qué revolucionará nuestro mundo?

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


Películas de robots, la díficil relación

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


Hackathon 2018: los mejores retos informáticos, ¿te apuntas?

LEERMÁS

INCONFORMISTAS


Luisa Sirvent, la creadora detrás de Vektorama

LEERMÁS